El Ritmo y el Corazón – Beats por Minuto (BPM)

Más allá de las relaciones metafóricas que podamos encontrar entre el ritmo y el corazón, existe una relación totalmente técnica llamada BPM (Beats Per Minute – del Ingles).
¿Qué son los BPM?
Si buscan en la red la traducción al español encontrarán varias:
  • Golpes Por Minuto
  • Pulsos Por Minuto
  • Latidos Por Minuto
  • Negras Por Minuto
  • Toques Por Minuto
  • Bits Por Minuto

En particular, mas allá de la traducción exacta, los BPMs son una unidad de medición de frecuencia. Concretamente, es la cantidad de eventos que ocurren en un minuto. Para calcularlos, todo lo que tienes que hacer es eso: 

  • contar la cantidad de eventos ocurridos en un minuto. 

Estos eventos pueden ser lo que se te ocurra: 

  • Latidos, golpes, respiraciones, pasos, pestaneos, vibraciones de una cuerda, etc.
Hasta los bits por minuto que recibe mi computadora cuando bajo un archivo de internet podría medirse en BPM!

Tradicionalmente, esta medida se la utiliza para medir, entre otras cosas, la frecuencia cardíaca en cardiología y el tempo en la música.
La frecuencia cardíaca es la cantidad de veces que el corazón late en 1 minuto.
El tempo de un ritmo sería la cantidad de “golpes” que marco sobre la mesa en 1 minuto mientras sigo el ritmo.


Nota Aclaratoria: Se podría discutir si los golpes que doy a la mesa son negras, corcheas, blancas, etc, pero al final esto es relativo a la forma de escribir la obra como también la forma en que marco la cadencia.. El Tempo en música se aclara normalmente en la partitura.

Las frecuencias cardíacas en los seres humanos pueden ir desde los 40 BPM (personas muy entrenadas físicamente cuando están en reposo) hasta no mucho más de los 230 BPM (mientras se realiza una actividad física intensa). 

Frecuencias cardíacas mayores a los 230 son consideradas patológicas. Cuanto más entrenada está una persona, su frecuencia en reposo es menor.
Esta pareciera una buena analogía con el ritmo, ya que para lograr tocar lento de manera correcta y expresiva, se dice que hay que entrenar tanto o más que para tocar rápido. Ahora bien, pensar que lo de tocaores como Paco, Tomatito, o Vicente es patológico  (que logran velocidades bastante mayores a 230 con precisión y expresividad increíble) no parece ser tan descabellado. ;)
¿Podrían utilizarse los Hertz para medir el tempo o la frecuencia cardíaca?
Claro que si, ya que los Hertz son unidades de frecuencia también. Solo que los Hertz son la cantidad de eventos que ocurren en un segundo en vez de en un minuto.


¿Por qué entonces se usan BPM y no Hertz?

La razón es que es muy fácil medir los BPM con algo tan cotidiano como un reloj. Solo tengo que contar la cantidad de eventos dentro de un minuto.
En cambio, si quisiera medir en Hz, debería contar la cantidad de eventos dentro de un segundo. Esto es poco práctico y a la vez mucho menos preciso.
Imaginemos que tenemos que medir una frecuencia de 60 BPM, ¿A cuantos Hz corresponde?
Este caso es simple, ya que hay 60 eventos en 1 minuto que corresponde a 1 evento por segundo (1Hz).
¿Si fueran 30BPM? 0.5Hz
¿Si fueran 120BPM? 2Hz
La operación para pasar de BPM a HZ es simple, debo dividir dividir por 60.
El rango típico en música  va desde los 40BPM hasta los casi 300BPM si lo queremos expresar en Hz iría desde los 0.67Hz hasta los 5. Claramente un rango mucho menos práctico.
En proximos posts profundizaremos más cuestiones de este tipo!
This entry was posted in beats per minute, BPM, cadencia., Frecuancia Cardíaca, Hertz, Hz, ritmo, Tempo. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>